Proyección del futuro de la Agricultura en el 2.035




Un día de caza (2.035)

Category : Medio Ambiente, Tecnología · by Ago 11th, 2018

Puedes activar música de fondo mientras lees. Mi selección de: Dire Straits

 

La nueva planificación del territorio, la clásica concentración parcelaria, que se ha establecido en ciertas zonas agrícolas, ha traído como consecuencia la desaparición casi por completo de linderos, vallados, caminos y arroyos, cosa que no hace mucha gracia a los cazadores, pero también ha traído una ventaja importante, ya que se han planificado entre parcelas, sobre todo en zonas de regadío, espacios restringidos (mitic) formados por los huecos entre Pívot, como reserva de la vida salvaje, ya sabéis no hay mal que por bien no venga, al final el espacio reservado a vehículos, que eran los antiguos caminos, ahora se han convertido en espacios que se destinan a la vida salvaje, creo que el cambio ha sido a mejor.

Parcelas-con-Vegetacion

Parcelas con Vegetación

 

Los mitic suelen tener una superficie, entre 3 a 4 hectáreas y representan cerca del 10% de la superficie total agrícola, alguno de ellos están ocupados íntegramente por balsas de agua, fundamentalmente como reserva de agua para los riegos, a la vez sirven como drenaje de las zonas de regadío, como refugio y bebederos de la fauna local. Están conectados unos con otros, por pasillos de matorral bajo y veredas de unos 3 metros de ancho, suficiente para que las personas realicen rutas a caballo o andando y la fauna se pueda desplazar de un lugar a otro, aunque lógicamente se pueden desplazar también por las zonas de cultivo. En el resto de mitic se ha tratado de plantar especies autóctonas tanto de arboleda como de matorral, algunos son tan densos que casi son impracticables y sirven como cobijo ideal para ciertas especies.

 

Os quería contar la jornada a la que me invitaron unos buenos amigos cazadores, veteranos en estas artes, con más de 40 años pateando los campos y unos de los pocos que mantenían viva la afición por la caza. Yo nunca me he sentido atraído por este deporte, como por casi ningún otro, a decir verdad, pero en este caso la caza como otras muchas de las actividades rurales, ha sufrido cambios importantes y por tanto merece la pena, sentir esa nueva experiencia. Como casi siempre que hay cambios sustanciales, la polémica está servida y hay un fuerte rechazo por ciertos cazadores a las nuevas normas, creo que al final las aguas se calmaran y nuevo sistema de caza sin muerte se impondrá y todos contentos.

Quedamos en Palencia a tomar un primer café, a la hora propia de este menester y luego nos dirigimos al coto donde mis amigos son socios, está a unos 35 Km de la ciudad, aparcamos a unos dos kilómetros del municipio en una zona de servicio, ya sé que puede parecer un poco exagerado denominar “zona de servicio”, tratándose de una carretera comarcal, pero han cambiado muchas cosas, os recuerdo que no hay caminos para transitar por el campo, así que sirven un poco como aparcamiento para todos aquellos que desean moverse por la zona.

Lo primero fue preparar los Sotoc[1], nada que ver con los antiguos modelos, esta escopeta más parece un Bláster de la guerra de las galaxias que una autentica escopeta, la primera diferencia, era que en vez de cartuchos, se echaron al cinto un par de baterías cada uno, colocaron la batería en la culata de la escopeta y con un reconocedor de huella digital, también en la culata, encendieron el artilugio.

[1] Sotoc: Palabra formada por la nota musical (so) y la onomatopeya de la llamada (toc). Nuevo rifle, especialmente diseñado para la caza sin muerte. Se basa en el lanzamiento de un conjunto de pulsos laser que aturde, sin matar, a las piezas.

 

despiece escopeta

despiece de escopeta Laurona

Han tratado de mantener un diseño bastante fiel al clásico de la escopeta, con su Guardamanos o delantera, o como dirían los más puristas “chimaza”, han mantenido el cañón, aunque en este caso no es doble, ni del tipo yuxtapuesta, ni superpuesta, sino un simple cañón de un diámetro superior, ya que ahora no tiene sentido hablar de calibre, por supuesto este cañón no tiene un anima entendida al modo clásico lisa o rayada, sino que el interior del cañón contiene la electrónica de potencia que genera el haz de impulsos.

No existe ni el brocal, ni la lista, aunque se mantiene en todo su esplendor y función el punto de mira, tampoco tiene sentido hablar ni del cierre, ni de las mortajas, ni de los fiadores, todos los elementos de disparo, han sido sustituidos por un conjunto de elementos electrónicos, que no sabría muy bien explicaros, ni siquiera, cuáles son sus nombres técnicos, por supuesto han mantenido el gatillo, aunque si lo piensas, lo podrían haber sustituido por un botón, tampoco están ni la báscula, el jaspeado o la llave, sin embargo se mantiene el seguro automático y el indicador lateral de carga, que efectivamente es un indicador, también está en un lateral y también nos indica la carga, pero en realidad es una pantalla Leed, que te informa de todo lo relacionado con la escopeta.

 

La escopeta cuando dispara, lanza un haz de pequeños impulsos laser modulados, estos haces cuando impactan con una pieza, generan una parálisis en el sistema nervioso de la presa, con una duración de unos 10 milisegundos, esto hace que el animal pierda su control muscular y en el caso de las aves, produce una caída de entre 8 a 15 metros, recuperándose inmediatamente y remontando el vuelo. En las presas de tierra, se las ve dar media docena de volteretas por la inercia que llevan de la carrera, sobre todo en las liebres, sin darte cuenta, se recuperan y salen como flechas. Para el cazador ese es el momento que busca, la satisfacción de sentir el disparo certero y ver caer a la presa, aunque esta se recupere y mantenga su trayectoria.

Otra de las peculiaridades de esta escopeta, es que dispone de un sistema de control del haz, de tal manera que si programo un haz muy amplio, es más fácil que el ave entre dentro de este haz, pero como los impulsos están más dispersos, al ser su número constante, cabe la posibilidad de que el animal salga intacto, ya que la distancia entre impulsos es mayor y puede que pase entre estos haces. Por otro lado si cierro el haz, es más difícil apuntar al animal, pero tienes una mayor garantía de abatirlo, ese es uno de los nuevos juegos que tiene la escopeta, tú eliges el grado de dificultad.

El cazador también puede controlar la intensidad de los impulsos en función del animal que pretendamos abatir, o de la distancia media a la que pensamos nos va a aparecer la presa, de la misma manera se define el número de disparos permitidos, antes de una pausa obligada, simulando el momento de recarga de la escopeta.

 

La escopeta tiene incorporada una cámara de video de alta velocidad y resolución de tal manera que se activa en el instante del disparo y graba durante 3,2 segundos, tiempo suficiente para dejar constancia de todo lo ocurrido, en algunos casos estos videos se han convertido en virales en la red, por la habilidad del cazador o cualquier otra circunstancia singular.

Como no podría ser de otra manera, en estos tiempos, la escopeta está conectada a la nube a través de Internet, de tal forma que está totalmente controlado el disparo, la información que suministra la escopeta es muy completa, datos del cazador, posición geográfica a través del GPS incorporado en la misma, especificaciones técnicas del disparo, marca, modelo, número de serie, video, etc. Todos estos datos se acumulan en la nube de una forma segura, su transmisión está cifrada y los datos permanecen codificados durante el tiempo que marca la ley, solo podrá acceder a ellos el propietario de la escopeta con sus códigos de acceso, además si existe algún conflicto, un juez puede autorizar a bajar esos datos y analizar lo ocurrido.

Escena-de-Caza

Escena de Caza sin Muerte

 

En cada mitic existen unas balizas que detectan la presencia de escopetas en su entorno, estas balizas están controladas por el gestor del coto, de tal forma que si detecta una escopeta que no está autorizada por el coto, esta queda automáticamente bloqueada, esto genera una reacción en cadena, enviando instantáneamente su geolocalización a las autoridades y vehículos policiales que estén por la zona.

Si el cazador sobrepasa una distancia mínima, establecida por la norma del coto, se dispara automáticamente, una señal inaudible para los humanos, que alerta a las presas que se esconden en dicho mitic, ya que de otra manera seria una importante ventaja para el cazador, ya que saben perfectamente donde están esos reservorios, estos semáforos, que es así como les designamos, también se pueden controlar desde la escopeta del cazador, lógicamente si está debidamente registrada y autorizada por los responsables del coto, de tal forma que podemos modificar la distancia a la que se activa la señal de alerta, siempre por encima del mínimo que marque las normas del coto, este es un nuevo reto que se pone el cazador, aumentando o disminuyendo la dificultad del disparo.

Con todos estos sistemas, la caza se ha convertido en el videojuego de acción más real que nos podamos imaginar, toda esta tecnología también se ha incorporado a las pistolas de paintball, evitando así los engorrosos y poco reales balines de pintura.

 

Como consecuencia de este nuevo sistema de organización del territorio, del modelo de caza sin muerte y de la prácticamente desaparición de los furtivos, el número de especies y su cantidad se ha disparado en los últimos 5 años. Consiguiendo que mucha gente dedique fines de semana a pasear por las veredas y disfrutar de la vista de estos animales en estado salvaje. Además de forma sorprendente, el número de cazadores ha detenido su curva descendente y en los últimos años, se ha visto un apreciable aumento de las licencias de caza, sobre todo entre la gente más joven, quizá debido a la interesante mezcla, entre un contacto con la naturaleza, ese gen primigenio de cazador-recolector que llevamos todos y ese punto de videojuego que implica el nuevo modelo de caza.

 

Cuando terminamos de preparar los pertrechos, ya comenzaba a clarear el día. El cielo estaba totalmente despejado y la escarcha hacía blanquear todo lo que había quedado al relente, lo que presagiaba un buen día para ir tras nuestras queridas presas.

En poco más de diez minutos estábamos en el cazadero. La zona tenía extensas rastrojeras circulares de más de 100 Ha, algunas de ellas ya labradas. En los bordes de estas rastrojeras se perfilaban perfectamente los mitic, con abundante vegetación que claramente servían de refugio a las presas. La estrategia consistía en abrirnos en mano por las tierras que daban a la solana, ya que era donde a primera hora salían las perdices a comer y no solían faltar conejos, o liebres, que se quedaban encamados esperando los primeros rayos de sol.

Llevaríamos unas dos horas cazando y sólo habíamos hecho pelo –tres conejos y una liebre– ya que aunque levantamos perdices, éstas salían demasiado largas. Se notaba que comían los brotes del trigo, lo que parece que las proporciona una gran energía, ya que ni la helada las había entumecido. Calculamos que llevaríamos delante más de cincuenta, algunas de las cuales habían volado en más de una ocasión, por lo que sin duda no tardarían en “azorrar” y salir a tiro.

Avutarda-Liebre-Perdiz

Avutarda Liebre Perdiz

 

Aquella fue una de esas jornadas de caza, en las que todo sale bien. Era mediodía, y tras varias manos bien llevadas, habíamos conseguido meter bastante perdiz en los “mataderos”. Sin duda, el sol nos ayudó bastante, ya que los pájaros se cansan antes.

Entramos en una nueva rastrojera cuando pudimos ver a lo lejos unas grandes aves que volaban en nuestra dirección. Me parecieron avutardas, por lo que retrocediendo avisé a mis amigos, para que hiciesen lo mismo. Cambiamos la intensidad del haz y nos pusimos en línea, ocultos tras un paquetón de paja. Efectivamente se trataba de cinco avutardas, que confiadas, volaban a baja altura, rectas hacia nuestra posición. Nos entraron por nuestra derecha. Aunque disparamos cuatro tiros, pareció que sólo habíamos hecho dos, ya que coincidimos al tirar a las dos avutardas que conseguimos abatir.

Se trataba de nuestras dos primeras piezas de esta especie y todos quedamos admirados de la grandiosidad de estas aves. Estuvimos un buen rato reproduciendo los videos de los disparos, contemplando a estos magníficos pájaros, ya que su tamaño y belleza son dignos de admirar. Más tarde repasando los videos nos enteramos que eran dos machos, prácticamente iguales. Con el lance de las avutardas, decidimos terminar la jornada de caza e ir hacia el coche, estábamos más que satisfechos con lo que el día nos había deparado y eran cerca de las tres de la tarde, el resultado ha sido razonablemente bueno, han abatido entre los dos más de 18 piezas entre perdices, conejos, liebres, palomas y las dos avutardas.

 

 

Decidimos acercarnos al mitic de los bisontes, calculamos que estaba a unos cinco Kilómetros, además era uno de los más visitados de la zona, ya que es una reserva experimental del bisonte estepario, este es un mitic un poco mayor de lo habitual, tiene una extensión de 8,5 Hectáreas. Se ha simulado la flora y el hábitat del bisonte de hace unos 20.000 años, se supone que es coetáneo con los bisontes que nuestros antepasados pintaron en las cuevas de Altamira.

Durante el Pleistoceno medio (que se extiende desde hace unos 780.000 años hasta hace unos 130.000 años) en la cordillera Cantábrica, habito el bisonte de Schoentesack. Su sucesor el bisonte estepario, estuvo distribuido por todo el hemisferio Norte, en hábitat abiertos, durante el Pleistoceno superior (desde los 130.000 años hasta los 11.700 años). El bisonte estepario fue sustituido por el bisonte europeo en el Holoceno (desde hace 11.700 años hasta la actualidad), tras el fin de la última glaciación.

Bisonte

Bisonte Estepario

 

El bisonte estepario era un animal similar al actual bisonte europeo, pero mucho más robusto y grande, de cuernos más largos y adaptados a la vida en espacios abiertos como las estepas y los límites de la tundra. Sus relaciones con las especies de bisontes actuales no están del todo claras, aunque tiende a asumirse que la especie dio origen al actual bisonte europeo a partir de formas menores como el Bison priscus mediator, que se adaptaron al nuevo medio cálido y boscoso que comenzaba a sustituir a la tundra-estepa glacial en Europa.

 

Gracias a los avances en tecnología genética, actualmente somos capaces de recuperar las especies que se extinguieron hace tiempo, como el mamut lanudo o la paloma migratoria, o el bisonte estepario de nuestro caso. Estas desextinciones han aportado auténticos beneficios a la conservación y a la opinión que tenemos del entorno natural.

Los asombrosos avances, conseguidos en las últimas décadas, en la manipulación de células madre, en la recuperación de ADN antiguo y en la reconstrucción de genomas perdidos, han permitido que especies que desaparecieron en las últimas decenas de miles de años y cuyos restos conservan células intactas o, como mínimo, suficiente ADN antiguo, se pueda reconstruir su genoma.

 

El ADN secuénciable se puede recuperar a partir de los especímenes que hay en museos y de algunos fósiles de especies extinguidas. Este descubrimiento, en 1.980, impulsó la idea de que es posible revivir algunos animales extinguidos. Si los alelos extinguidos se pueden hacer revivir, ¿por qué no se puede hacer lo mismo con todos los genomas extinguidos? Todo lo que se necesita es remendar el genoma del pariente vivo más próximo del animal extinguido.

Gracias a la iniciativa de personas como Stewart Brand y su mujer Ryan Phelan, hoy podemos ver en grandes extensiones de Siberia, manadas de mamut lanudos, o ver en todo Norteamérica bandadas de palomas migratorias.

 

Bucardo-de-los-pirineas

Bucardo de los Pirineos

Siguiendo la tradición de un grupo de científicos del Gobierno de Aragón que logró en el 2.003, por primera vez en toda la historia mundial, recuperar un animal extinto, el bucardo de los Pirineos, el clon se había gestado con una malformación que le impedía llenar de aire sus pulmones, esto propicio que en unos minutos el cabrito murió asfixiado.

Otro grupo del mismo equipo, consiguió un núcleo celular intacto de un bisonte estepario, cuya conservación es mucho más probable que la de una célula completa. Los investigadores transfirieron el núcleo a un óvulo de bisonte europeo actual, al que se le había extraído su propio núcleo. Si el ADN dentro del núcleo está suficientemente bien conservado para hacerse con el control de la célula, entonces el óvulo empezará a dividirse y formará un embrión de bisonte estepario. El siguiente paso fue implantar el embrión en el útero de un bisonte actual y seguir su proceso natural.

 

Esta experiencia que se ha repetido en multitud de países, aquí presenta una novedad, es la de incluir un implante cerebral en los bisontes, con un mapa de su zona de exclusión grabado en su interior, de tal forma que el animal se mueve libremente, por todos los mitic asociados a ese mapa y en el momento que se acerca a los limites, siente una ligera descarga que le hace huir de la zona, de tal forma que se pueden ver animales formidables en estado salvaje, sin ningún riesgo ni para las personas, ni para ellos mismos, ni para los campos de cultivos próximos.

En este caso, la iniciativa prevé aprovechar la condición de desbrozador natural de este rumiante (consume 30 kilos diarios de materia vegetal) para el mantenimiento natural de cada zona salvaje, paliando el acuciante problema de abandono de usos ganaderos. Propicia también una valiosa fuente de carroña (pesa entre 500 y 700 kilos) para especies amenazadas, como los carroñeros. Por ultimo esta iniciativa crea un recurso turístico, cinegético y cárnico.

 

 

SHARE :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *